Entre Oto y el hada

Entre Oto y el hada

Amigos de papel

BUSCAME AQUÍ

LEONARDO y YO

LEONARDO y YO
¿quién dice que los leones no van a las bibliotecas?

Verso en nubes 2011

Verso en nubes 2011
De nube en nube, de verso en verso, llenamos de poesía las calles de León

En las ONDAS de la RADIO

En las ONDAS de la RADIO
todos los lunes a partir de las 19,00h... unos minutos en ONDA CERO RADIO para hablar de literatura infantil

ESPACIOS PARA EL JUEGO

ME GUSTA LEER y ¿a tí?

Lee más,... se feliz

Archivo

jueves, 28 de enero de 2010

RESEÑA EN PIZCA DE PAPEL

Es una suerte tener amigos, y conocer nuevos amigos es una suerte "doble", y que a estos les guste lo que escribes, una suerte "triple", y que además te dediquen unas palabras elogiando y RECOMENDANDO tu trabajo,,,,, eso ya es un "triple, salto mortal con pirueta hacia atrás, y caida libre de unos mil metros de suerte".
Pues eso es lo que nos ha pasado a Oto y a mí con Anabel Sáinz Ripoll y su bonita reseña en la prestigiosa revista Pizca de Papel:
"Oto y el Hada",

Asunción Carracedo (texto),

Salvador Silva (ilustraciones) ,


2008.32 págs.,210x210 mm.,

9.50 €.ISBN:84-935706- 7-5

Primeros lectores Por Anabel Sáiz Ripoll,especialista en Literatura Infantil y Juvenil.

No todos los libros que hablan de monstruos son monstruosos o, si lo son, es en un sentido superlativo porque Oto, eso no se le puede negar, es un monstruo enorme, un gran monstruo que se mete en líos a causa de su presencia.

Oto infunde miedo y eso a él no le gusta porque es un buen monstruo, sensible y con unas grandes ganas de tener amigos.

Asunción Carracedo, con una prosa directa, desenfadada, muy actual, nos habla de las peripecias de este monstruo, que acabará iluminando las noches de los niños y niñas y que es posible que, con el tiempo, viva más de una aventura de papel.

En "Oto y el hada", Oto decide ir al zoo porque le gusta mucho, pero es tan grande su boca que sin querer se traga una jirafa, un elefante y una foca…

Nos podemos imaginar el barullo de estos animales en su tripa, que no paran de moverse, de llamarlo tragón y de ponerlo nervioso, porque Oto no sabe que hacer. Al final decide pedir ayuda al hada Siada que es la única que puede hacer algo por él, aunque sus hermanas, las otras hadas, le ruegan que no se meta en la boca del monstruo, nunca mejor dicho.

Siada es pequeña y muy lista y no teme nada. Ella es quien consigue ayudar al pobre Oto y permitirle que, al fin, quede libre del peso de los tres animales bailando en su tripa. Como está tan contento invita a merendar a Siada y a sus hermanas. Y por fin ya nadie dirá de él que es un monstruo tragón.

Asunción Carracedo tiene mucho gracejo al escribir y conecta bien con los niños, neolectores ya, que seguro que se reirán con las peripecias de Oto y las ocurrencias de Siada quien, ni más ni menos, se ha comprado “una varita de última generación” que “incorpora un mango antideslizante bidireccional para poder invertir el sentido de los encantamientos y superficie extraplana de alta definición para los hechizos que requieren mayor concentración” (pág. 18).

Por otro lado, Oto resulta ser un excelente cocinero que les prepara “un menú de degustación” por todo lo alto.

En "Oto y el hada" se da la vuelta a algunos cuentos clásicos y se ofrecen otras visiones, por ejemplo, Oto se traga a los animales sin querer y el hada le abre la tripa y se la vuelve a coser, algo así pasa en “Las siete cabritillas y el lobo”, pero allí, como sabemos, el lobo acaba muy mal parado, con la tripa llena de piedras. Las hermanas de Siada cuando se oponen a que ella ayude a Oto, actúan, dice la escritora, como si fueran brujas en lugar de hadas.

En fin, que son guiños a los lectores que humanizan los personajes y nos advierten de que las cosas no son siempre como aparentan, ni las cosas, ni las personas, ni los monstruos, claro.
El libro está ilustrado por Salvador Silva con unos dibujos luminosos que se centran en los aspectos más amables de Oto, en su mirada, en su gesto tierno, en su desamparo y pintan al hada con unas grandes alas y una cabecita pequeña que contrasta con la gran humanidad de Oto.

"Oto y el hada" es un cuento delicioso, con un texto bien escrito, adecuado para los primeros lectores y que, sin duda, les hará pasar ratos llenos de lectura imaginativa y, por qué no, les permitirá aceptar a aquellos que parecen distintos a nosotros, pero que desean también nuestra compañía.

GRACIAS Anabel por tu generosidad al dedicarnos a mi monstruo y a mí estas palabras
Besos "amigos" y abrazos "de papel"

lunes, 18 de enero de 2010

"ATADILLO" de Pequeñas cosas



Ni siquiera podía imaginar que la belleza encerrada en las palabras "sonara" tan hermosa.
Ni siquiera "reconozco" mis versos, porque hasta hace unos minutos carecían de "cuerpo", de "aliento", ...de "nombre".
Este poema surgió después de releer y degustar el "original" de
Carlos Marianidis
,("Pequeñas Cosas": un homenaje a la amistad), al que puse mi voz hace unos días.
Y mientras lo escribía "soñaba" con viajar a México y cargar este "ATADILLO" al hombro y presentarme delante de la puerta de la casa de
María. Así, con tan solo este equipaje y darle una sorpresa.
Pero la SORPRESA me la he llevado yo.
GRACIAS María por el enorme cariño que has puesto en este video.

Besos "amigos" y abrazos "de papel"

domingo, 17 de enero de 2010

OTO en la ALDEA de las LETRAS










Mi monstruo Oto y su amiga Siada, que es un hada, siguen viajando en busca de nuevos "Amigos" con los que compartir sus enormes aventuras. Y si en una entrada anterior decía que habían llegado a la morada de Barranco(Perú) de Orlando Granda, ahora.... lo han hecho, ni más ni menos, que a una "aldea entera":

La "ALDEA de las LETRAS" de la escritora mexicana Maru Mendoza. Una alegre y dinámica Aldea de veintinueve casas, enormes y coloridas, en donde nacen todas las letras y todos los signos indispensables para la escritura de una de las lenguas más habladas, leídas y escritas del mundo: el español.
Esta Aldea fue creada y ha crecido gracias a las ideas, a la necesidad de dejarlas por escrito, por parte de millones y millones de hispanoescribientes que han vivido y viven en territorios en donde se piensa, se sueña, se ama, se lee, se vive y escribe en español.
Por esta Aldea transita ahora Oto, felíz entre sus nuevas amigas: las diminutas letras("hormiletras") que dispuestas le agarran de la mano o de la pata o de la colita para emprender una divertida e intrincada aventura literaria. Porque, si bien en un principio, el gran tamaño del Oto causó cierto temor y un gran susto, pronto descubren sus habitantes en él a un ser bonachón y despreocupado que solo desea compartir su AMISTAD.

Gracias por la estupenda acogida en tu Aldea, Maru. Estoy segura de que Oto aprenderá a escribir su nombre con las letras de la sopa en el borde de un plato y además, será de gran ayuda en caso de que la "Aldea de las letras" vuelva a estar en "peligro" si a algún loco de mente enana se le ocurre tratar de agotar la lengua hasta hacerla desaparecer.

Besos "amigos" y abrazos "de papel"
para todas las letras y signos de la hermosa "Aldea de las Letras"






















miércoles, 13 de enero de 2010

HOMENAJE A LA AMISTAD de Carlos Marianidis

Hace algún tiempo, mi amiga María me pidió que le pusiera voz a un poema de Carlos Marianidis que él le había dado para el proyecto VOZ Y MIRADA.
"PEQUEÑAS COSAS" trata del tesoro que es la infancia y por qué no guarda uno alguna prueba de aquellos años, como lo que yo le había contado a María que había hecho con los dibujos de mis hijos de la etapa de infantil en el colegio. Esos dibujos ya han servido de imàgenes en otros video poemas con gran agrado de la gente que los ha disfrutado mucho.
Yo no conozco a Carlos, pero dice de él María que es solitario y callado, profundamente sensible, generoso, precioso. Así lo creí yo cuando grabé este poema.

PEQUEÑAS COSAS
Lo conocí en la escuela.
Nos prestamos la infancia,
el banco, los recreos,
el sol del mediodía,
los vuelos del regreso a su casa,
a la mía
y compartimos tardes
de olímpica vagancia.
Jugar durante horas,
aun cuando llovía,
pelearnos con un gesto
de estudiada arrogancia,
lanzarnos mil abrojos,
con cruel beligerancia
y pedazos de tierra
hasta que anochecía.
Tirarnos en el pasto
y sentir la fraganciade
la menta aplastada...
Y ahora, a la distancia,
me pregunto por qué no guardé,
de algún día,
un puñado de abrojos,
de los tantos que había,
o un trébol,
o un cascote con marcas de alegría.
Era mi amigo.
El resto... no tenía importancia.

Texto: Carlos Marianidis( Argentina)
Voz: Asuncion Carracedo( España)
Imágenes: Pablo Castro (y alguna otra de los cuentos que habitan la casa)
Música del Album de Pedro Vilarroig: "Múscia para Bebés"

Besos "amigos" y abrazos "de papel" para la amistad en la infancia.

martes, 12 de enero de 2010

TRAVESURA POETICA


Mi gran "Amigo de papel", Oto y el hada, ha llegado a un lugar muy lejano en su viaje en busca de nuevas miradas que recorran sus coloridas páginas,de nuevas manos que acaricien sus letras, de nuevos corazones con los que compartir sus enormes ganas de compañía.
Y ha tenido suerte,mucha suerte, una suerte tan mosntruosamente grande como él. Al otro lado del Atlántico le esperaba algo más que un gran edificio de pisos, que una simple casa.
A Oto le esperaba la morada de Barranco del poeta peruano Orlando Granda. Un lugar, estoy segura, que suena a murmullos de vida cotidiana, con sus voces claras colgadas de las paredes y sus silencios redondos vagando por los pasillos. Un lugar con olor a hogar de lumbre dónde calentarse el alma. Con aroma a café intenso suspendido en el aire colándose por las rendijas de la amistad verdadera. Con un suave toque de esencia familiar perfumando la entrada.

Hace unos meses tuve el placer de grabar el video- poema que Orlando dedicó a su hija, "Pequeña Dama", para el blog VOZ Y MIRADA.

Como el caballero que es, en su agradecimiento por el regalo que yo le envié(iba dirigido a su hija Kathia), Orlando ha escritos estos versos que me han hecho sonreir y disfrutar de unos sueños, que en realidad no son sueños sino cosquillas al despertar, al despertar de una edad que se debiera conservar toda la eternidad, una eternidad colgada del tiempo en la infancia de unos versos, que en realidad no son versos sino cosquillas al despertar de los sueños.


SUEÑOS EXTRAÑOS DE OTO
Para Asunción Carracedo en León.

Ayer tuve una pesadilla:
soñé que una mesa
quería ser silla;
y la silla, una fresa.

Soñé que una cabellera
buscaba sus bellos ojos
y éstos se escondían rojos
en una billetera.

Pero soñé mucho más:
que el agua era humo;
el humo, un compás
que decía:“¡No gracias, no fumo!”.

Y soñé, para terminar,
con un tenedor de risa militar
que me dejaba asustado
con el corazón latiendo de un solo lado.



Besos "amigos" y abrazos "de papel" con las GRACIAS en un lazo, Orlando

jueves, 7 de enero de 2010

REGALOS... "de Reyes"


El Nuevo Año viene cargado de regalos. Algunos acordes con las Nuevas Tecnologías, se nos presentan en forma de Blogs, como éste del reciénte Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños, el escritor mexicano Marco Aurelio Chavezmaya
http://chavezmaya.blogspot.com/
al que me une ya una relación especial de amistad, no siempre medida con los parámetros habituales de cantidad(una gran amistad) o de temporalidad(una amistad de hace muchos años).
En mi caso, la amistad surgió en la VOZ y la MIRADA con la que me acercqué al poeta a través de los versos "El Niño en su Casa del Arbol de la Vida", al que María García Esperón(mi GRAN AMIGA, escritora y poeta mexicana) me pidió que le hiciera un "imperfecto, video casero".

Bienvenido seas, Marco Aurelio, a este encuentro en el ciber-espacio, dónde las palabras son las voces de nuestros corazones tendidos al Mundo.

Mi cálido abrazo de papel para tí.
Me pasearé por tu nueva casa con mis "Amigos de papel" debajo del brazo.

Entrada correspondiente al 5 de ENERO, con un poco de retraso.

SUEÑOS de LUNA, la Noche de REYES

Mientras peinaba
sus cabellos de plata,
dejó la luna
del cielo prendidos
los sueños de los niños.


Era noche de fiesta
la Noche de Reyes
noche de invierno
del cinco de enero.

Descuidada
estaba la luna
mirándose la cara
en el espejo del alma…

_ ¿y los sueños?_
=del cielo quedaron prendidos=

… en el espejo del alma
para vestirse de seda

estaba la luna
descuidada
mirándose la cara.

Era noche de fiesta
la Noche de Reyes
noche de invierno
del cinco de Enero.



Las estrellas fugaces
del cielo tomaron

por unos instantes
los sueños prestados
Hicieron con ellos
pañuelos bordados

con todas las letras

con todos los nombres.


Debajo de la almohada
bien dobladitos

los sueños de los niños
en la Noche de Reyes
al llegar la mañana
se harán reales.

Era noche de fiesta
cuando la luna peinaba
sus cabellos de plata
y mi hijo la miraba
con sueños de niño.
_ ¿y tú?_

=yo...

bien apretadito guardaba
bajo mi roja almohada
su nombre bordado
de estrellas doradas=

Ilustraciones de Gabriela Granados

Besos "amigos" y abrazos "de papel"

Páginas vistas en total

UN PUÑADO DE BESOS

UN PUÑADO DE BESOS
Para todos los "Amigos de papel" desde mi rincón de León
 
 

Diseñado por: Compartidísimo
Con imágenes de: Scrappingmar©

 
Ir Arriba