Entre Oto y el hada

Entre Oto y el hada

Amigos de papel

BUSCAME AQUÍ

LEONARDO y YO

LEONARDO y YO
¿quién dice que los leones no van a las bibliotecas?

Verso en nubes 2011

Verso en nubes 2011
De nube en nube, de verso en verso, llenamos de poesía las calles de León

En las ONDAS de la RADIO

En las ONDAS de la RADIO
todos los lunes a partir de las 19,00h... unos minutos en ONDA CERO RADIO para hablar de literatura infantil

ESPACIOS PARA EL JUEGO

ME GUSTA LEER y ¿a tí?

Lee más,... se feliz

Archivo

lunes, 16 de febrero de 2009

PALABRAS


El suplemento literario Filandón del Diario de León del domingo, 15 de Febrero, abre con este titular:
La Palabra como argumento:
El don de la palabra. La palabra como pilar esencial de la comunicación, el mejor y más válido de los argumentos. Pero la palabra tambien como referencia esencial para crear.
Una mezcla de todo eso es lo que yo pretendo con estas palabras que os
dejo aquí y que escribí en la necesidad imperiosa de comunicar aquello que me estaba ahogando por dentro y necesitaba exteriorizar como argumento para crear algo.

PALABRAS
Palabras, palabras.
Palabras que se enlazan, dan forma, moldean y esculpen,
cual diestro escultor, los sentimientos.

Palabras que dan vida a frases,
cuál brujas en sus escobas que se escapan del alma
sobrevolando en medio de la oscura noche, la soledad.
Siluetas recortadas en la luna llena de mi mente.

Palabras, palabras.
Eslabones de sensaciones perdidas que se enlazan formando
las cadenas que aprisionan el alma,

como prisionera de la vida misma.

Palabras, palabras.
¿Qué son las palabras?
Ecuaciones de emociones matemáticas,

con profundas raíces en el devenir del ser humano.
Exponentes de sus propias incógnitas van dando como resultado el producto de nuestros pensamientos.

Palabras, palabras.
Dispersas por el aire, fluidas en el agua.
Vagan por el espacio de nuestro cerebro a la conquista

de un nuevo planeta.
Cometas de cola centelleante entre las estrellas

de las sensaciones dormidas,van dejando su estela.
Navegan por el mar de los olvidos, arrastrando con la marea
los sueños de marineros que a la deriva han dejado

el barco de sus vidas.

Palabras, palabras.
Gráficos del lenguaje en la pantalla de la memoria.
Configuran los pensamientos, archivan las emociones, y guardan los sentimientos sobre el fondo de nuestro corazón.


Palabras, palabras.
¿De dónde salen?
¿Qué cámara secreta alberga la magia de su significado?
¿Qué poder contienen que a todo ser humano atraen,
envolviéndolo en la locura de su laberinto?
¿Qué hechizo derraman sobre las mentes

de los pobres mortales, que como polvo dorado
agitan las plumas de la imaginación?

Palabras, palabras.
Trazos que en este papel han dejado, hasta ahora,

la huella de mi ser. Y tan sólo son, eso:
"palabras, palabras".
Las ilustraciones son (por orden de aparición): Mónica Carretero, Cecilia Varela y Roger Simó
Besos "amigos" y abrazos "de papel"








5 comentarios (+add yours?)

rosa dijo...

d

rosa dijo...

Lo siento se me fue el ordenador, hola prima, me gusta mucho lo que has escrito. Si necesitas un dibujante Eduardo dibuja genial, un curso ganó un concurso y le publicaron su dibujo en un calendario, mi hermana lo tiene por casa. El último día que estuve en su casa fui a su habitación y tiene unos dibujos geniales, bueno en eso se parece a nosotros tres que dibujamos bastante bien. Le dije que tenía que estudiar Bellas Artes que un don así no se puede desperdiciar. Bueno muchos besos, y sigue con tus bonitas palabras.

Carlos Sandoval dijo...

17 de Noviembre 2008
Como un acuario


Palabras.
Me encantan las palabras. ¿Que mas puedo decir? Me gustan a más no poder. Me encanta usarlas, emplearlas, transmitirlas, decirlas, cambiarlas, significarlas, destrozarlas...En fín. Hacer cosas con ellas.
Siento un poco de pena por mis amigos que a duras penas me soportan, a esos estoicos compañeros de viaje que me tienen que soportar mientras mis palabras fluyen de mi boca, como un río interminable hasta saturar el espacio, llenarlo, apretarlo y finalmente, entrar a presión por sus oídos, Inundando su cabeza.

He de decir, que este problema no solo me pasa con la palabra hablada, también me pasa con la escrita. Siento un impulso que me obliga a manchar con mis palabras la inmaculada blancura del papel, o la brillantes mármolea de la pantalla. De dejar ir el chorro de palabras que fluirá por el espacio para acomodarse en forma caprichosa;Río negro y acromático que irrumpirá de manera desfachatada e impertinente sobre la pureza del sustrato original, palabras y mas palabras.

A veces reflexiono sobre mi permanente verborrea, me gustaría saber en que mágica farmacia venden el medicamento que me curara de mi incontinencia verbal. Quisiera a veces poder callarme y no hablar tanto, dejar de emitir palabras. Dejar de adjetivar, significar y articular lo que veo. Tal vez este flujo de palabras no es otro que el reflujo de imágenes que mis ojos devora, del aluvión de sonidos que mis oídos degluten y que una vez masticados por mi cerebro y aderezados por el corazón son vomitados en flujo constante por mi boca.En estos momentos de soledad siento como mis palabras ocupan todo el espacio disponible alrededor mio, a veces me atrapan, me aplastan con el peso de su significado, me sofocan con su esencia y me torturan con su gravedad y consecuencias, en estos momentos álgidos veo como una pequeña palabra, de cuerpo blanco y alas platedas de minúsculos ojos rojos , cual mosca drosophila, se eleva hacia el foco y después de dar vueltas alrededor de este sale por la ventana que dejaste abierta. ¿Qué sera?

-Es el silencio. Diras.

Me callo y guardo silencio aborchanado. La pena me ha coloreado el rostro y aunque las palabras hierben dentro de mí,prefiero estar callado. Me sorprendo. Por primera vez disfruto de tu silencio.

Beatriz Berrocal Pérez dijo...

¡Qué lindo, Marian! De verdad que es una suerte que nos guste jugar con las palabras, es algo mágico que con ellas podamos transmitir lo que sentimos, que podamos además dar rienda suelta a nuestra imaginación para tratar de que los demás reciban lo que nosotros queremos hacerles llegar. Siempre lo he comparado con la música, me parece mágico que con siete notas se puedan hacer maravillosas melodías, todas diferentes, que lleguen a nuestros oídos y nos hagan sentir emociones.
Que nunca falten las palabras, porque ya sea para comunicarse o simplemente para soñar historias que nos cuentan o contamos, son imprescindibles. Un abrazo grande.
Beatriz

Itziar San Vicente dijo...

precioso. Me encantan estas palabras sobre palabras.

Páginas vistas en total

UN PUÑADO DE BESOS

UN PUÑADO DE BESOS
Para todos los "Amigos de papel" desde mi rincón de León
 
 

Diseñado por: Compartidísimo
Con imágenes de: Scrappingmar©

 
Ir Arriba